Archivo de la categoría: Intolerancias Alimenticias

Galletas de centeno y avena para todos

Últimamente el trigo tiene mala prensa y no todo el mundo puede tomarlo. Por eso, sino quieres dejar a nadie sin unas ricas galletas puedes usar esta receta y olvidarte de intolerancias y problemas y céntrate en lo importante, conseguir sonrisas. Espero que os guste.

Ingredientes para unas 30 unidades:

100 gramos de chocolate negro.

60 gramos de frutos secos.

80 gramos de copos de avena.

130 gramos de mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos pequeños.

100 gramos de azúcar moreno.

1 huevo.

1 cucharadita de extracto de vainilla.

130 gramos de harina de centeno

1/2 cucharadita de bicarbonato.

1/2 cucharadita de levadura en polvo.

1/2 cucharadita de sal.
Preparación:

1.Precalienta el horno a 180 grados.

2. Pon el chocolate y los frutos secos en el vaso y trocea 2-3 segundos a velocidad 6. Retira y reserva.

3. Pon los copos de avena y tritura 3 segundos, velocidad 8. Retira y reserva.

4. Pon la mantequilla, el azúcar, el huevo y la vainilla en el vaso y mezcla 2 minutos, velocidad 3.

5. Añade la harina, la avena triturada, el bicarbonato, la levadura y la sal y mezcla 40 segundos a velocidad 4.

6. Agrega el chocolate y los frutos secos y mezcla 30 segundos a velocidad 2.

7. Forma bolitas del tamaño de una nuez y empieza a colocarlas en la bandeja del horno cubiertas con papel vegetal.Tienes que dejar unos 3 centímetros de distancia entre ellas como mínimo, para que no sé unan al hacerse.

8. Hornea entre 10 a 15 minutos (dependerá del horno) hasta que estén doradas.Deja enfriar en la bandeja o sobre la rejilla y guárdalas en un recipiente hermético.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente

Anuncios

Helado de vainilla 

Adoro los helados, pero intento controlarme por que suelen tener muchos lácteos y bastante azúcar, pero de vez en cuando me salto todo eso y preparo uno riquísimo para disfrutar de la buena vida. Aquí esta la prueba. Aúpa el verano y sus helados.

Ingredientes:
500 gramos de leche

650 gramos de nata montar

200 gramos de azúcar

30 gramos de azúcar invertida

2 cucharaditas de pasta de vainilla (O el interior dos vainas de vainilla)

Preparación:
1- Pon todos los ingredientes en el vaso, 30 segundos, velocidad 6. Pon en la heladera hasta que creme o en un tupper al congelador, déjalo en el cogelador una hora hasta que se enfríe, cuando pase ese tiempo  ponlo dentro del vaso en trozos, 30 segundos, velocidad 6.

2- Vuelve a ponerlo en el tupper  otra hora más en el congelador. Retira y manteca de nuevo en el vaso. Así conseguiremos romper los cristales que se forman. Hazlo un total de 3 veces para que quede un helado cremoso.

3- Una vez bien mantecado, congela y usa cuando quieras.Recuerda sacarlo 5 minutos antes de usarlo para que este más cremoso.

 

Bate con unas varillas o en el vaso de la thermo varias veces para evitar que se cristalice.

Si no queréis preparar tanta cantidad, podéis hacer la mitad usando la mitad de ingredientes.Es importante la vainilla sea de buena calidad, así será más rico y potente de sabor.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

 

 

 

 

 

 

Aguas Detox 

Dicen que tenemos que tomar 2 litros de agua al día, pero a mí me cuesta bastante, por eso he empezado a prepararlas de sabores y así me parece más fácil. Aquí tenéis algunas recetas de agua para que tengan sabor y nos ayuden a desintoxicarnos, además de hidratarnos tendrán  beneficios adicionales. ¡Yo no he parado de beberlas!

A cada receta le debes agregar 1 litro de agua y el hielo que desees. Recuerda esperar 15 minutos antes de beberlas, así tu agua se impregnará de todos los beneficios de las frutas.

Pepino, menta y limón:

Esta agua te ayudará a adelgazar, limón regulará tu metabolismo, la menta es ideal para combatir el tránsito lento y pepino se encargará de darle un sabor irresistible y fresco a esta bebida.

Ingredientes:

Rodaja de pepino (mejor si es ecológico)

1 Limón (mejor si es ecológico)

Unas hojas de menta

Preparación:

1- Corta  rodajas de pepino y el limón y trocea la menta.

2- Ponlo todo en una jarra con al menos un litro de agua y déjala reposar mínimo 15 minutos.

3- Puedes seguir rellenando la jarra las veces que necesites, guárdala en el frigorífico para que se mantenga fresca.

Agua de limón:

Solo necesitas el zumo de medio limón (mejor si es ecológico)

Esta agua es ideal para beber en ayunas todas las mañanas: reforzará tu sistema inmunológico y te ayudará a eliminar toxinas y además tendrás una piel más bonita.

Agua de manzana y canela

Solo necesitas una manzana en rodaja (mejor si es ecológica) y dos palitos de canela.
Igual que el limón, la manzana y la canela aceleran nuestro metabolismo, lo que nos ayuda a quemar grasa ¡Ideal para bajar de peso!

 Agua de chía

Solo necesitas una cucharada de chía y una cucharadita de zumo de limón.
Cuando la semilla de chía se pone en agua, libera un gel que al tomarlo ayuda a sentirnos satisfechos por más tiempo y también a retrasar el aumento de azúcar en la sangre.

Agua anti estrés

Ingredientes: (mejor si son ecológicos)
Fresas en rodajas

Rodajas de pepino

Rodajas de limón

Hojas de menta cortadas

Las propiedades de la menta te ayudarán a tranquilizarte, el limón te dará energía, mientras que la fresa con el pepino le darán un sabor delicioso e intenso.

Agua desintoxicante de coco:

Ingredientes:

1/2 tazas de agua de coco

2 cucharadas de zumo de limón (mejor si es ecológico)

2 cucharadas de jugo de aloe vera

1 litro de agua.

Esta agua te ayudará a regular tu digestión, eliminar toxinas y reducir la inflamación, entre otras cosas.

¡Ya verás lo bien que sentara a tu cuerpo esta delicioso forma de tomar agua! Tu piel se verá hidratada y reluciente, tu pelo brillará y estarás de mejor ánimo y estado físico para realizar todas tus actividades.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Quinoa de colores con verduras salteadas

¿ Cómo me puede gustar tanto la Quinoa?

La que podemos adquirir en las tiendas proviene de cultivos biológicos bolivianos y peruanos, y ya está lavada; sino deberíamos hacerlo nosotros antes de cocerla hasta que dejara de producir espuma saponaria. Si tienes dudas, lávalas.

Ingredientes para cuatro personas:

150 gramos de Quinoa  roja

150 gramos de Quinoa blanca

700 gramos de agua

1 chorrito de salsa de soja (la mía baja en sal)

200 gramos de cebolleta troceada

5 tomates cherry

100 gramos de pimiento amarillo troceado

100 gramos de espárragos verdes troceados

50 gramos de aceite de oliva virgen extra

100 gramos de alcachofas cocidas

Unas hojas de cilantro

Preparación:

1. Pon en el vaso las quinoas, el agua y la soja. Programa 15 minutos, 100 grados, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Escurre las quinoas en el cestillo y ponlas en una ensaladera.

2. Trocea las verduras (salvo las alcachofas y las puntas de los espárragos) 5 segundos, velocidad 4.

3. Pon el aceite y programa 7 minutos, 100 grados, velocidad 1.

4. Incorpora las alcachofas y el resto de las verduras programa 4 minutos, Varoma, , giro a la izquierda, velocidad cuchara.

5. Vierte sobre las quinoas, pon el cilantro y mezcla bien todo y a disfrutar de este pseudocereal maravilloso.

Ya sabes que todas las recetas también las puedes hacer de manera tradicional, tan solo tendrás que cocer las Quinoas en un cazo con abundante agua y soja y saltear tus verduras en una sartén hasta que tengan un bonito color dorado.

Quizás también te apetezca probar mi Quinoa con un toque diferente

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Empieza el día con energía 

Nada mejor para empezar el día que un desayuno sano, para los que nos gusta sentarnos tranquilamente a desayunar o para esos maravillosos desayunos tardíos. Puedes hacer la mezcla que más te guste e ir cambiando por fruta de temporada. El  nuestro de hoy era así.

Ingredientes:

1 bol de yogur líquido natural desnatado

3 cucharadas de semillas de chía

1 Platano

1 kiwi gold

1/2 pera

1/2 manzana

Algunas fresas

Frambuesas

Una pizca de canela

Preparación:

1- Pon la chía con el yogur para que se vaya hidratando

2- Pela y corta la fruta en trozos pequeños

3- Mezcla la fruta con el yogur y la chía

Y Siéntate a disfrutar de la buena vida mientras desayunas

Quizás también te interese hacer un puding de chía y coco, puedes pinchar aquí para ver la receta

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Tortitas de avena para días saludables 

Si quieres unas tortitas más saludables prueba a hacerlas así. Yo no creo que vuelva a usar harina de trigo nunca más para hacer tortitas. Y además podrás invitar a tus amigos con intolerancia al gluten sin problema y puedes sustituir la leche por la que más te guste (de arroz, soja, almendras…) Ojalá os gusten tanto como a nosotros, han volado de la mesa.

Ingredientes:

250 gramos de copos de avena

2 huevos

475 gramos de leche sin lactosa

Una pizca de sal

75 gramos de mantequilla derretida y un poco más para engrasar la sartén

60 gramos de azúcar morena

Un poco de vainilla en polvo

Preparación:

1- Pulveriza los copos de avena con varios golpe de turbo para convertirla en harina.

2-  Añade la leche, el azúcar, los huevos, la pizca de sal, la mantequilla y la vainilla y mezcla 1 minuto, velocidad 5.

3-  Engrasa con mantequilla una sartén pequeña antiadherente y ve poniendo tandas de masa en ella. Cuando empiecen a salir burbujas dale la vuelta con cuidado y sigue friendo hasta que estén doradas.

4- Haz todas las tortitas y sírvelas con tu mermelada favorita, con chocolate para untar o con lo que más te apetezca.

Si te apetece puedes pinchar aquí para ver mi receta de mermelada de fresas, vainilla con un toque de pimienta rosa y aquí para la receta de nutella de chocolate blanco.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

 

 

 

Ensalada César y Québox

img_1130-1

Hace unos días la marca Québox me sorprendía con un maravilloso regalo, una de sus cajas. La verdad es que no les conocía, pero cuándo me explicaban de qué se trataba me pareció una idea buenísima. No tiene que ser fácil tener algún tipo de intolerancia y poder descubrir nuevos productos. Pues bien, en Québox lo hacen por ti. Te mandan una caja llena de cosas que puedes probar pensada para intolerantes al gluten, lactosa, frutos secos, azúcar, huevo …  Es genial, no os parece?

Y esto es lo primero que he visto al abrir la caja de Québox …

qbox1

La idea es muy buena, recibes una QuéBox bimensual cómodamente en tu casa con más de 10 productos diferentes.

http://www.quepuedocomer.es/nuestras-cajas/actuales/

 

Por eso voy a aprovechar y hacer alguna receta con alguno de sus productos. Como hace calor  voy a hacer una ensalada César, os animais ?

Ingredientes :
Huevos pasados por agua:
500 gramos de agua
2 huevos

Salsa César:
50 g de queso parmesano rallado
1 diente de ajo
4 anchoas en aceite
1 cucharadita de mostaza
1 cucharadita de zumo de limón
1 cucharadita de salsa Worcestershire
150 gramos de aceite de oliva virgen extra
1 pellizco de pimienta
40 gramos de agua
Ensalada:
600 gramos de lechuga romana
100 gramos de pan frito en taquitos o picatostes comprados (los mios han sido sin Gluten)
50 gramos de queso parmesano en lascas

Preparación para los huevos:

1- Pon el agua en el vaso, colocar el cestillo con los huevos y programe 11 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

Preparación para la salsa:

1- Pesa el aceite en una jarrita y reserva
2- Pon en el vaso las yemas de los huevos del paso anterior (que tienen que estar líquidas) y el resto de los ingredientes de la salsa excepto el aceite. Reservar las claras, 20 segundos, velocidad 7. Baja los restos con la espatula y programa 1 minuto, velocidad 5.
3- Vierter el aceite sobre la tapa sin quitar el cubilete, para que caiga lentamente, y emulsione la salsa (durante 1 minuto aproximadamente).
4- Pon el agua, 5 segundos, velocidad3.
Pon la lechuga, las lascas de parmesano, el pan frito y las claras de huevo reservadas y troceadas y vierte la salsa por encima.
Y voilá, lista para comer

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Música:

5 cosas prohibidas en otros países que comemos en España

62206038573148063_L2n7onPS_f

A lo largo del tiempo, muchos alimentos que considerábamos comunes se han retirado de nuestra dieta después de que los científicos demostraran posibles efectos perniciosos sobre nuestra salud. La conveniencia de tomar o no determinadas sustancias, sobre todo los temidos colorantes y conservantes, ha generado gran controversia entre los científicos, y la polémica se aviva cada vez que aparece un estudio asociando algunas sustancias con la aparición de cáncer o problemas mentales.

La legislación alimentaria se mueve siempre en un tira y afloja entre las autoridades gubernamentales, los científicos, la industria y los grupos ecologistas, que acaban generando un batiburrillo informativo en el que es difícil sacar conclusiones. En un intento por arrojar algo de luz sobre el asunto los nutricionistas estadounidenses Mira Calton y Jayson B. Calton acaban de publicar el libro Rich Food, Poor Food (Primal Nutrition), un manual sobre los ingredientes que aparecen en los productos comerciales y que, según ellos, deberíamos evitar.

En su opinión, hay una serie de aditivos que es mejor no consumir, pese a que sigan siendo legales. Las principales autoridades sanitarias, la Food and Drug Administration de EEUU (FDA) y la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (AESA), siguen debatiendo su prohibición, debido a diversos estudios que asocian su consumo con problemas de salud. Estos son los 5 ingredientes que están en el punto de mira.

1. Tartracina (E-102)

La tartracina es un colorante artificial muy común en la industria alimentaria, que en Europa se etiqueta como E-102. Está presente en alimentos de todo tipo: bebidas, purés, patatas fritas, repostería, sopas instantáneas, helados, caramelos, chicles, mermeladas yogur, gelatinas… En general puede estar en cualquier alimento de color amarillo o naranja. Es además el colorante que se comercializa para “amarillear” las paellas.

Se trata de uno de los colorantes más cuestionados desde la publicación en 2007 de un estudio en The Lancet que asociaba su consumo, y el de otras cinco sustancias, con el aumento de la hiperactividad en los niños. El estudio causo una gran polémica, y muchos científicos se mostraron en contra de sus resultados, pero tanto la FDA como la AESA abrieron investigaciones sobre el asunto. La AESA solo detectó que la tartracina podía causar reacciones de intolerancia, como irritaciones cutáneas, en un pequeño porcentaje de población, pero el debate sobre sus posibles efectos adversos reaparece recurrentemente. En opinión de los Calton, es un colorante que debe evitarse siempre que sea posible dado su origen: tintes derivados de alquitrán de hulla.

Su uso alimentario está prohibido en Noruega y estaba prohibido en Austria y Alemania, pero dado que la AESA aprobó su uso, las políticas locales sobre el colorante dejaron de tener efecto es estos dos países. Su prohibición, no obstante, se sigue debatiendo en Europa y Estados Unidos.

2. Olestra

La olestra es un aditivo alimenticio que se desarrolló en los años 70 para sustituir a las grasas naturales. Se utiliza en la preparación de alimentos que suelen contener una gran cantidad de grasas, como las patatas fritas, debido a su capacidad para freír los alimentos sin aportar a estos calorías ni colesterol. Su uso está prohibido en Canadá y lo estuvo en Reino Unido.

La FDA no quería que se etiquetaran como saludables productos que están en lo más alto de la pirámide alimentaria, y que empuja a consumir con moderación, por lo que fue siempre reticente a la aprobación del aditivo. No obstante, después de casi dos décadas de burocracia, y debido a las presiones, la FDA aprobó la sustancia a finales de los 80 para su uso en patatas fritas, galletas y otros snacks que en seguida se etiquetaron como light. Los productos fueron un éxito, pero en 1996, la FDA renovó la licencia obligando a las marcas a etiquetar en los productos con olestra sus conocidos efectos secundarios. Las ventas cayeron en picado en cuanto los consumidores encontraron una etiqueta que decía lo siguiente: “Este producto contiene Olestra. Olestra puede causar cólicos abdominales y diarrea. Olestra inhibe la absorción de algunas vitaminas y otros nutrientes. Se han añadido vitaminas A, D, E, y K”.

Hoy en día la olestra sigue siendo legal en Estados Unidos y la Unión Europea y puede encontrarse en determinadas marcas de patatas fritas comerciales. Aunque la obligación del etiquetado se levantó en 2003, las ventas nunca se recuperaron. En 2011 un estudio de la Universidad de Purdue constató, además, que el consumo de patatas fritas con olestra durante un tiempo prolongado provocaba un aumento mayor de peso que la ingesta de patatas fritas convencionales.

3. Amarillo crepúsculo (E-110)

El colorante alimenticio “amarillo crepúsculo”, que se etiqueta como E-110, está presente en alimentos como mermeladas de albaricoque, galletas y productos de pastelería, sopas instantáneas, batidos de chocolate, harina para rebozar y margarinas. También es responsable del color anaranjado de los Doritos Tex-Mex.

El E-110 se fabrica a partir de hidrocarburos aromáticos de petróleo y estaba presente también en el estudio de The Lancet que lo relaciona con la hiperactividad. Además, es responsable de reacciones alérgicas en personas con intolerancia a la aspirina. En 2009 la AESA redujo la cantidad diaria máxima que aconseja consumir, de 2,5 mg/kg a 1,0 kmg/kg, por los supuestos efectos cancerígenos que podría ocasionar su ingesta en cantidades mayores. En 2011 se anunció una nueva reducción, en esta ocasión en las bebidas, de 50 mg/L a 20 mg/L.

Su uso alimentario está prohibido en Noruega. También lo estaba en Finlandia pero, al igual que la tartracina, dado que la AESA aprobó su uso, las políticas locales sobre el colorante dejaron de tener efecto.

4. Azul brillante FCP (E-133)

El azul brillante FCP es un colorante, tóxico a partir de ciertas cantidades, que estaba prohibido en numerosos países europeos antes de que la AESA aprobara su uso alimenticio (aún está prohibido en Suiza). Se usa, principalmente, para colorear de azul helados, dulces y bebidas (es el colorante que da su tono característico a algunos refrescos para deportistas y a las bebidas de tipo blue tropic).

Según las autoridades, no entraña ningún riesgo siempre que su ingesta máxima no exceda de 12.5 mg/kg de peso corporal. Según algunos estudios podría provocar reacciones alérgicas en personas que ya padezcan de asma pero, al margen de esto, hay varios estudios que insisten en su inocuidad.

5. Butilhidroxianisol y Butilhidroxitolueno (E-320 y E-321)

Estos antioxidantes de nombre impronunciable, y origen sintético, proceden de la industria petrolera y se utilizan en alimentación, muchas veces combinados ya que potencian mutuamente sus efectos, para evitar la degradación de las grasas. Aunque su presencia se ha ido reduciendo con el tiempo, siguen siendo compañeros habituales de algunos productos, principalmente snacks salados. Su uso está autorizado en la mayoría de países (en Europa está permitida su presencia, conjunta, hasta en 200 ppm del total de la grasa), excepto en Japón, donde está prohibido desde 1958 y en Australia, donde no se permite su consumo a los niños.

Algunos estudios han mostrado que el BHA y el BHT (menos habitual) tienen propiedades potencialmente cancerígenas. Aunque todavía no hay una evidencia sólida al respecto, y hay estudios que se contradicen, la Organización Mundial de la Salud ha rebajado recientemente su ingestión diaria admisible, y cada vez más empresas lo están retirando de sus preparados.

Fuente: http://www.elconfidencial.com

La imagen es obra de:

Artist: Goin

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Música:

Puding de chía y coco

img_0890

Que levante la mano quien quiera un postre fácil y ligero!
Para los que no conocéis la Chía os animo a probarla. Este súper alimento contiene proteína, calcio, boro (mineral que ayuda a fijar el calcio de los huesos), potasio, antioxidantes, hierro, ácidos grasos omega 3, magnesio, manganeso, cobre, niacina, zinc, y vitaminas. En comparación con otros alimentos tiene dos veces más proteína que cualquier semilla, cinco veces más calcio que la leche entera, dos veces la cantidad de potasio existentes en los plátanos, tres veces más antioxidantes que los arándanos, tres veces más hierro que las espinacas, y siete veces más omega 3 que el salmón.

Proporciona energía, aumenta la fuerza y resistencia: por sus altos contenidos de proteínas y la combinación de vitaminas y minerales nos ayudan a ser constantes a nuestras actividades diarias. Regula los niveles de azúcar: retardando el proceso por el cual las enzimas digestivas descomponen los hidratos de carbono y las convierten en azúcar. Después de las comidas —especialmente si comemos alimentos con almidón o dulces—, podemos llegar a sentirnos cansados y sin energía. Al equilibrar el azúcar en la sangre, no sólo reducimos el riesgo de diabetes tipo 2, también garantizamos una energía constante durante todo el día. Si se añade chía a la comida, puede ayudar a evitar las variaciones del azúcar en sangre y regular por tanto la insulina.  Ayuda en la pérdida de peso: las semillas y su acción gelificante única mantienen la sensación de saciedad durante horas. Aporta regularidad intestinal: la fibra soluble y el revestimiento de gel de la semilla mantienen el colon hidratado y aseguran el movimiento fácil de los alimentos.Vamos que si después de leer esto no te animas a probarla, allá tú!

¿Pero sabéis lo mejor? Ni siquiera tenéis que enchufar la thermo, je je je

Ingredientes:

400 gramos de leche de coco

2 cucharadas de miel

3 cucharadas de chía

Zumo de lima

Opcional: coco tostado para decorar

Preparación:

1- Pon la leche de coco y la miel en un bol y mezcla bien.

2- Añade las semillas de chía, mezcla y guarda al menos cuatro horas en el frigorífico.

3- Tuesta un poco de coco rallado en una sartén para decorar antes de servir.

4- Antes  de servir pon unas gotas de zumo de lima a tu gusto y decora con el coco tostado.

Y prepárate para disfrutar.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

img_0891

Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Música:

La masa madre de centeno más fácil del mundo

IMG_6000

Hace unos días fui a un curso básico de pan con Javier de Panic. He aprendido muchísimas cosas, la más importante es lo mal que se me da amasar sin mi thermo, pero bromas a parte, he visto lo simple que puede ser hacer una buena masa madre, tanta paranoia con las cantidades y los tiempos para descubrir que el proceso es mejor y más simple. Por eso hoy voy a compartir con tod@s vostr@s la que desde ya es mi nueva receta. Espero que a Javier no le importe.

Preparación:

Día 1

Ingredientes:

50 gramos de harina de centeno

50 gramos de agua del grifo (si, habéis leído bien) da igual que viváis en Murcia o en Suiza

1 bote de cristal con tapa

-Añade el agua y la harina y mezclar hasta quitar los grumos. Tapa el bote y ponlo en un lugar templado al abrigo de corrientes de aire para que la actividad de las levaduras sea más rápido.

Día 2

Ingredientes:

50 gramos de la mezcla del día anterior,

25 gramos de harina de centeno

25 gramos de agua del grifo

– Descarta y quita 50 gramos de la mezcla del día anterior. Pon el agua  y revuelve hasta que la masa quede bien disuelta, añade la harina y mezcla hasta que no queden grumos. Tapa el bote y ponlo en un lugar templado al abrigo de corrientes de aire para que la actividad de las levaduras sea más rápido.

Día 3

Ingredientes:

50 gramos de la mezcla del día anterior,

25 gramos de harina de centeno

25 gramos de agua del grifo

– Descarta y quita 50 gramos de la mezcla del día anterior.Pon el agua en el bote y revuelve hasta que la masa quede bien disuelta, añade la harina y mezcla hasta que no queden grumos. Tapa el bote y ponlo en un lugar templado al abrigo de corrientes de aire para que la actividad de las levaduras sea más rápido.

Día 4

Ingredientes

100 gramos de la mezcla del día anterior,

75 gramos de harina de centeno

75 gramos de agua del grifo

-Añade el agua  y revuelve hasta que la masa quede bien disuelta, añade la harina y mezcla hasta que no queden grumos. Tapa el bote y ponlo en un lugar templado al abrigo de corrientes de aire para que la actividad de las levaduras sea más rápido.

Terminado el proceso, tendrás 250 gramos de masa madre estable y en buena forma para poder hacer pan.

Usa 200 gramos de la nueva masa madre para hacer pan y reserva unos 50 gramos en la nevera, así tendrás siempre tu masa madre lista y no tendrás que volver a hacer todo el proceso.

IMG_6006

Alimentación de la masa madre.

Refresco 1

25 gramos de masa madre

25 gramos de agua del grifo

25 gramos de harina blanca o la que tú prefieras.

1-Saca la masa madre del frigorífico y usa 25 gramos, descarta el resto.

2- Añade el agua y mezcla hasta que este bien disuelta.

3- Añade la harina y mezcla hasta que no tenga grumos.

4- Tapa y pon en un lugar templado  al abrigo de corrientes de aire.

5- Al cabo de 2, 3, 4 horas (depende de la temperatura) la masa madre habrá alcanzado el punto máximo de actividad, habrá doblado o incluso mas su volumen y tendrá burbujitas visibles .
Tendrás 75 gramos de masa madre en plena actividad

Refresco 2
75 gramos de masa madre en plena actividad

75 gramos de agua del grifo

75 gramos de harina blanca

1- Añade los 75 gramos de agua a la masa madre y revuelve.

2- Añade los 75 gramos de harina y mezcla hasta que no queden grumos.

3- Tapa y pon al abrigo de corrientes de aire. Al cabo de 2, 3 o 4 horas (dependerá de la temperatura ambiente) la masa madre habrá alcanzado el punto máximo de actividad, habrá doblado e incluso más de volumen y tendrá burbujitas claramente visibles.

4- Ahora tendrás 225 gramos de masa madre en plena actividad para hacer un pan o lo que tú quieras. Asegurarte siempre de guardar los 25 gramos restantes en la nevera, para tener siempre masa madre.

IMG_20140312_153047

Sé que parece mucho trabajo, pero realmente pasados los primeros cuatro días tendrás una masa madre que se puede mantener perfectamente casi sin esfuerzo. Espero que os sirva de ayuda. Y os prometo subir un post con la receta del maravilloso pan que nos enseño Javier y más trucos en el momento que tenga un ratito libre.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Música: