Archivo de la etiqueta: comida para días especiales

Arroz negro meloso con Sepia

Me encanta el arroz y si es negro y meloso mucho más. Esta es una receta muy fácil de preparar y será un éxito seguro. Ya me contaréis…
Ingredientes para 4 personas:
100 gramos de cebolla

1 diente de ajo

150 gramos de cebolleta

100 gramos de aceite de oliva virgen extra

450 gramos de sepia en trozos

100 gramos de tomate natural triturado

2 sobres de tinta de calamar

200 gramos de arroz redondo

550 gramos de agua

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de pimentón

1 hoja de laurel
Preparación:
1- Pon la cebolla, el ajo y la cebolleta, 6 segundos, velocidad 4. Retira del vaso y reserva.

2- Sin lavar el vaso, pon el aceite, 5 minutos, Varoma, velocidad 1.

3- Añade la sepia, 7 minutos, Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

4- Pon las verduras reservadas, 5 minutos, Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

5- Añade el tomate, la sal, el pimentón y el laurel, 5 minutos, Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

6- Vierte el agua con la tinta diluida, 4 minutos, Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara para calentarla.

7- Ya solo queda poner el arroz por el bocal, 13 minutos, 100 grados, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

Deja reposar 5 minutos antes de servir y a disfrutar.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Anuncios

Ensalada Nicoise,

Queréis una Niçoise? Decidme qué no suena bien. Es una de las más conocidas de la cocina francesa, una ensalada mediterránea y muy sencilla.El aliño es ligero, a base de mostaza Dijon, vinagre y aceite de oliva virgen extra. Podéis cocinar al vapor  las judías, mientras haces en el cestillo los huevos.

Ingredientes

3 tomates

1 cebolla

2 huevos

2 latas de atún

12 aceitunas negras

150 gramos judías verdes

Hojas de lechuga o ensalada verde.

Maíz

2 Zanahorias cortada en bastones

Para la vinagreta:

20 gramos mostaza Dijon

60 gramos aceite de oliva virgen extra

5 gramos vinagre

Sal y pimienta recién molida.

Preparación:

1- Pon en el vaso 1000 gramos de agua, coloca los huevos dentro del cestillo, y este dentro del vaso. Quita el cubilete y coloca el varoma, con  las judías verdes.

2- Tapa y cocina 20 minutos, temperatura varoma, velocidad 2. 

3- Saca el cestillo y enfría los huevos con agua fría. comprueba el punto de las judías, si aún no están a tu gusto vuelve a colocar el varoma y sigue cocinando otros 10-15 minutos a temperatura varoma, velocidad 2, o hasta que  las judías queden tiernas. (A mí me gustan bastante firmes y con el primer tiempo me sirve)

4- Retira y escurre, dejándolo enfriar. Pela y pica los huevos. Mezcla las judías y los huevos con los tomates picados, la cebolla en juliana, el atún escurrido, las aceitunas, el maíz, las zanahorias  y las hojas de ensalada en un plato grande o una ensaladera.

Para la vinagreta:

1- Mezcla en el vaso la mostaza con el aceite, el vinagre, un poco de sal y la pimienta, emulsionando a velocidad 3-4 unos segundos. Vierte sobre la ensalada y sirve al momento.

Y voila, ya tienes tu maravillosa ensalada lista para disfrutar.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Mejillones al vino blanco 

Hoy comemos mejillones, yupiii!! Es importante que sean frescos y de buena calidad, mejor si no son muy pequeños. Esta es una receta fácil y vistosa, la mía la he preparado en mi Thermo, pero también los puedes hacer en una sartén y saldrán igual de ricos. Ah y si no quieres tener que limpiarlos, puedes comprarlos ya limpios. Ainss tengo tantos recuerdos de aquellos Domingos en los que mi madre me ponía a limpiar mejillones para las paellas de los domingos… En fin, espero que os guste.

Ingredientes:

1 kilo de mejillones bien limpios

1 diente de ajo

La piel de un limón cortada en tiras

30 g de aceite de oliva virgen extra

Un poco de guindilla (opcional)

2 tomates medianos partidos en trocitos

Un ramillete de cilantro

150 gramos de agua

50 gramos de vino blanco

Sal

Preparación:

1- Antes de nada tienes que limpiarlos, antes de cocerlos hay que quitarles toda la costra de las conchas y las barbas. Usa un cuchillo afilado para raspar las conchas y dejarlas limpias, y tira de las barbas para extraerlas todas. Luego limpíalos bien debajo del grifo con agua fría.
2-Coloca los mejillones limpios en el recipiente varoma.
3- Pon el ajo, al aceite y la guindilla (opcional) la piel del limón, el agua y la sal y pon la varoma con los mejillones, 15 minutos, temperatura varoma, velocidad 2.

4-  Pon los mejillones  en una fuente con los trozos de tomate y el cilantro y sirve inmediatamente, con su propio jugo (cuela el caldo con el cestillo). Veréis cómo está el caldito, delicioso.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Polos de chocolate, mascarpone y frambuesa 

img_2592

Queda inaugurada la temporada de helados caseros!! Eso sí, tienen que ser fáciles, sanos y a ser posible no tener azúcar. Allá vamos!
Lo primero que vas a necesitar son unos bonitos moldes, aunque sí no quieres gastar ni un duro puedes reciclar los envases de yogures o similar y poner unos palitos de madera, no hay que quedarse con las ganas de unos helados caseros por algo tan simple. Yo prefiero usar unos que compre, así son mucho más pequeños y traen una bonita forma de tableta de chocolate.

img_2589-1

Necesitarás:

Unos moldes para los polos

Palitos de madera

img_2591

Ingredientes:

(En función del tamaño de tus moldes) Para los míos use:

100 gramos de chocolate negro para fundir.

120 gramos de frambuesas congeladas

30 gramos de miel

150 gramos de queso Mascarpone

Unas cucharadas de mi confitura de frambuesas baja en grasas (puedes pinchar aquí y ver la receta)

Preparación:

1- Fundé el chocolate unos minutos en el microondas  y baña un lado del molde. Déjalo enfriar.

2- Pon una frambuesa en cada uno de los moldes (si te apetece encontrártela después) y sujétala con el palito de madera para que quede centrada.

3- Añande una cucharadita de la jalea.

4- Pon en el caso de tu Thermo las frambuesas, la miel y el queso Mascarpone. Tritura a velocidad progresiva 5/10 un minuto. A mí me gusta que quede un poquito de textura.

5- Vierte en el molde, repartiendo bien y forra con papel transparente. Déjalos enfriar al menos 5 horas en el congelador.

img_2593

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

 

Tarta de piña colada para el niño y la niña

img_0723

Ni os imagináis lo rica que está esta tarta, pero en realidad podéis hacerla del sabor que más o guste, limón, naranja … Es tan rica y cremosa que no defrauda. Yo he aprovechado un extracto de piña colada que me compre hace tiempo, pero puedes cambiarlo por zumo natural de limón…

Además, si no quiere usar nata, puedes montar unas claras de huevo y sustituirla.

Esta tarta no necesita horno y cambiando solamente uno de los ingredientes básicos para que cuaje (la gelatina de sobre). Usa de fresa, naranja,  uva, frambuesa, o la que te pida el cuerpo.

Recuerda: Esta tarta no tendrá una base dura y  no se traslada bien del molde al plato, por eso o la preparas directamente en el plato de servir o la haces en tu molde con una base de papel que no podrás retirar (la puedes recortar o usar una blonda de base)  También puedes hacerla  en vasitos, o con aritos individuales
Ingredientes:

200 gramos de nata para montar con un 35,1% de materia grasa, muy fría
250 ml de agua
1 sobre de gelatina de piña (Pero ya sabes que puedes usar la que más te guste)
300 gramos de bizcochos de soletilla (1 paquete)
50 gramos de mantequilla derretida
500 gramos de queso cremoso tipo Philadelphia
150 gramos de azúcar
40 gramos de zumo de piña natural o potenciador del sabor piña colada

Preparación:

1- Monta la nata para tenerla lista,tiene que estar muy fría. Pon la mariposa en las cuchillas, agita bien el envase, vierte en el vaso y programa velocidad 3 ½, sin poner tiempo. Reserva en un bol tapado con film transparente en la nevera.

2- Con el vaso limpio, pon 250 ml de agua y caliéntala 4 minutos, varoma, velocidad 1.
Añade el sobre de gelatina y mezcla 1 minuto y medio, sin temperatura, velocidad 2. Comprueba que se ha disuelto bien el azúcar que trae el sobre de gelatina y vierte en un bol para que se temple. Reserva.

3- Con el vaso limpio y bien seco, tritura todos los bizcochos de soletilla, 2 segundos, velocidad 10. Reserva en un bol.

4-Pesa la mantequilla, y derrítela en el microondas. Cuando esté líquida, vierte por encima del bol con los bizcochos de soletilla y con una cuchara o un tenedor, mueve bien la mezcla para que el bizcocho troceado se “moje” con la mantequilla. Quedará bastante suelto, pero es para que no sea luego una piedra, sino un bizcocho suelto y suave.

5- Forra la base del molde con papel de horno si usas como yo un molde redondo desmontable. Vierte más de la mitad de los bizcochos de soletilla con mantequilla en la base y cubre bien, presiona con el cubitete un poco para que se una mejor. La otra mitad resérvala para poner por encima. Introduce en la nevera el molde para que la base se “endurezca” un poco al enfriar.

6- Limpia el vaso para que no queden trocitos de soletilla en la tarta, pon el queso de untar y el azúcar. Mezcla 10 segundos, velocidad 3.

7- Pon el zumo o el potenciador de sabor y la gelatina a temperatura ambiente, mezcla 15 segundos, velocidad 3.

8- Incorpora la crema que acabas de preparar a la nata, echa un poco de la mezcla de crema sobre ella, envuelve, y ve vertiendo el resto con cuidado hasta que esté todo integrado.

9- Ya puedes echar la crema en el molde. Añade por encima el resto de los bizcochos de soletilla.

10- Esperar a que cuaje unas 4 horas, si lo dejas de un día para otro quedará perfecto. Para desmoldarla, pasa un cuchillo por el borde. Y a disfrutar.

Notas:

– Si no quieres usar nata montada: usa en su lugar 3 claras de huevo montadas con el azúcar. Mezcla con movimientos envolventes para que quede una mezcla esponjosa que quedará increíble al cuajar.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

 

El Rosbeef con mayúsculas

Este jugoso y exquisito rosbeef  es una receta perfecta y sencilla. Reconozco que no soy demasiado carnívora, pero de vez en cuando voy a ver al carnicero y compro una buena pieza de carne. Con este Rosbeef puedes hacer unos maravillosos bocadillos, además de disfrutarlo tal cual con unas verduras asadas y unas patatas. Espero que os guste.

Ingredientes:

1,5 kg. de lomo tierno de buey

2 cucharadas de aceite de oliva

Extracto de carne de buey (tipo bovril)

Pimienta

Sal

Preparación:

1-  Precalienta el horno a máxima potencia, y mientras éste se calienta, prepara la carne.

2-Ata la carne del rosbif con un cordel para que no se desmonte. Sazónala bien y dórala por ambos lados en una sartén.

2- Saca la carne y píntala con el extracto de carne con un pincel.

3- Pon la carne en una fuente para el horno. Pon la pimienta a tu gusto.

4- Mete el rosbif en el horno (una vez caliente) y  asar durante unos 30 minutos.

5- El tiempo es un poco personal, a mí me gusta que este rosado en el centro, pero algunos os puedo gustar la carne más cruda o más hecha. De todas maneras un buen asado debe quedar bastante rosado.

6-  Al terminar el tiempo, abre la puerta del horno y deja reposar unos minutos antes de sacarlo.

7- Saca el rosbif, quítale  las cuerdas y córtalo  en rodajas.

8-Por otro lado, en la fuente del horno donde has hecho la carne,pon agua hirviendo, rasca con una cuchara de palo el fondo y cuece lo un poco y sírvelo en una salsera.

Acompaña con unas patatas asadas, verduras  o con un poco de ensalada y a disfrutar.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Tortitas de avena para días saludables 

Si quieres unas tortitas más saludables prueba a hacerlas así. Yo no creo que vuelva a usar harina de trigo nunca más para hacer tortitas. Y además podrás invitar a tus amigos con intolerancia al gluten sin problema y puedes sustituir la leche por la que más te guste (de arroz, soja, almendras…) Ojalá os gusten tanto como a nosotros, han volado de la mesa.

Ingredientes:

250 gramos de copos de avena

2 huevos

475 gramos de leche sin lactosa

Una pizca de sal

75 gramos de mantequilla derretida y un poco más para engrasar la sartén

60 gramos de azúcar morena

Un poco de vainilla en polvo

Preparación:

1- Pulveriza los copos de avena con varios golpe de turbo para convertirla en harina.

2-  Añade la leche, el azúcar, los huevos, la pizca de sal, la mantequilla y la vainilla y mezcla 1 minuto, velocidad 5.

3-  Engrasa con mantequilla una sartén pequeña antiadherente y ve poniendo tandas de masa en ella. Cuando empiecen a salir burbujas dale la vuelta con cuidado y sigue friendo hasta que estén doradas.

4- Haz todas las tortitas y sírvelas con tu mermelada favorita, con chocolate para untar o con lo que más te apetezca.

Si te apetece puedes pinchar aquí para ver mi receta de mermelada de fresas, vainilla con un toque de pimienta rosa y aquí para la receta de nutella de chocolate blanco.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!
Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

 

 

 

Pollo asado con naranja sanguina 

img_0834
Creo que ya os había hablado de NaranjasLu de refilón en un post. Son una pequeña empresa a la que les compramos nuestras riquísimas naranjas para los zumos mañaneros. Si os apetece podéis plinchar aquí y daros una vuelta por su web. El caso es que en mi último pedido Luisa me ha regalado unas naranjas sanguinas para que las probase, las había comido alguna vez, pero claro en mi frutería no las he visto nunca y tampoco me había planteado cocinar con ellas. Por eso hoy me he puesto a experimentar y las he usado para hacer mi elogiado pollo asado, normalmente lo hago con naranja y ralladura de limón, pero con estas naranjas no tiene nada que envidiarle. Os dejo la receta por si queréis hacerlo, a nosotros nos ha encantado. Espero que a vosotr@s también.
Ingredientes:

 1 pollo de 1 kilo 800 gramos (el nuestro de granja)

3 hojas de laurel

1 taza de agua

1 copa de un buen vino

Aceite

Sal marina

Para el relleno:

1 cebolla picada

2 cucharadas de perejil picado

2 cucharadas de tomillo

1 naranja sanguina cortada en trozos ( o la ralladura de la piel de un limón y media naranja en trocitos)

Pimienta recién molida al gusto

Para la salsa:

1/3 de taza de harina (si no quieres glúten puedes usar de maicena)

2 tazas de agua caliente

Guarnición:

Si quieres puedes asar a la vez unas patatas o algunas verdura para acompañar al pollo

Preparación:

1- Limpia y seca el pollo con papel absorbente. Asegúrate que el interior está limpio y que has eliminado toda la grasa.

2- Prepara el relleno y ponlo dentro del pollo con un poco de sal y ciérralo con unos palillos. (Si quieres puedes atar las paras con un cordel de algodón/ bramante)

3- Con un pincel de cocina unta el pollo con aceite y espolvoréalo con sal. Colócalo en una fuente para el horno con las hojas de laurel, el agua y el vino.

4- Asa el pollo con el horno precalentado  a 200 grados durante 1 hora y 15 minutos o hasta que el pollo este bien asado por dentro. ( Recuerda que no todos los hornos son igulaes, el tiempo puede ser aproximado) Reserva

5- Haz la salsa: Pon el jugo del pollo que ha quedado en una sartén, espolvorea con harina y remueve para que sea uniforme, pon la sartén a fuego vivo durante dos minutos y añade el agua caliente, remueve hasta que la salsa este ligada (qué gracia me hace la palabra “ligar la salsa”)

6- Trincha el pollo y sírvelo con la guarnición que más te guste y la salsa. Ah y prepárate para chuparte los dedos.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Las pera limonera versión vino tinto

img_1975
Uso tanto la frase #laperalimonera cuando algo me gustan, que no sabría qué más añadir delante de este maravilloso postre. En realidad las peras al vino son una de esas exquisiteces que se pueden hacer sin esfuerzo, los hay que aprovechan el resto de alguna botella de un buen vino que ha sobrado después de una cena con amigos, aunque la verdad yo prefiero comprar la botella y dejar con la boca abierta a mis invitados, no se merecen menos. A los que aún no las habéis probado os animo a hacerlas, seguro que no os defraudan.

Ingredientes:

4 peras de una variedad con la carne consistente

500 ml. de un buen vino tinto (yo use un Rivera del Duero)

125 gramos de azúcar.

Un palito de canela.

La corteza de una naranja (sin la parte blanca).

Cardamomo
Preparación:

1- Pela las peras dejando el rabillo. Así quedan más bonitas y se pueden manejar mejor. Si ves que por su forma alguna pera no se sostiene derecha, haz un corte recto la base.
2- Pon el vino, el azúcar, el palito de canela y las peladuras de naranja y el cardamomo en una cazuela (que sea lo suficientemente grande para que puedas colocar dentro las peras y que las cubra lo más posible) y ponlo a fuego vivo hasta que comience a hervir. Remueve de vez en cuando con una cuchara de madera para ayudar a disolver el azúcar.
3- Cuando el vino comience a hervir mete las peras y tápalas . Bajar el fuego para que cueza muy despacio.
4- Dejar hervir lentamente durante unos 30 minutos o hasta que las peras estén blandas, girándolas de vez en cuando con cuidado para que se hagan por igual por todos los lados y regándolas con el caldo. Para comprobar si ya están hechas pinchar una de las peras con un cuchillo, que deberían entrar con facilidad hasta el centro. Si la fruta no está suficientemente madura puede requerir 10 minutos más de cocción.
5-Saca las peras del almíbar con cuidado y colocarlas en un plato. Ponlas en la nevera hasta la hora de servir para que estén bien frías a la hora de emplatar.
6-Deja cocer el almíbar destapado a fuego fuerte durante 10 minutos más para que se reduzca un poco. Queremos que espese un poco más pero sin llegar a convertirse en una jalea, resulta deliciosa para untar sobre tostadas pero es un poco complicada de emplear como salsa al ser tan espesa.
7-Retirar del fuego y dejar enfriar en la nevera hasta la hora de servir.
8- Y ahora solo falta colocar una pera en cada plato (intentando que quede de pie) y adornarla un poco de salsa. A mí me gusta servir el resto de la salsa en una salsera para que cada uno se sirva a su antojo.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Langostinos castizos 

img_0735

Hoy voy a apagar mi Thermo y encender el horno. Podéis aprovechar e invitar a alguien especial y compartir estos sabrosos langostinos. Son diferentes , son fáciles y están para mojar pan. Ya me contaréis.
Ingredientes:

15/20 langostinos crudos

1 cebolleta tierna

30 gramos de aceite de oliva virgen extra

1 cucharada de concentrado de tomate

1/2 vaso de brandy

Un vaso de vermú

Un vaso de caldo de pescado

Un vaso de nata líquida

Sal gorda

Perejil picado
Preparación:

1- Pela los langostinos dejando la cabeza y la cola, ponlos con sal en una fuente resistente al horno.

2- Pocha la cebolla picada muy fina.

3- Cuando esté dorada añade el Brandy y el Vermú y préndele fuego (flambear). Cuando se apague añade el resto de los ingredientes (el tomate, la nata, el caldo y el perejil) y deja hasta que reduzca un poco.

4- Rectifica, si hace falta, de sal. Y vierte sobre los langostinos.

5- Mete la fuente en  el horno a 200 grados, durante cuatro o cinco minutos.

Sirve inmediatamente.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente