Trucos para que los bizcochos salgan genial

IMG_1935

La verdad es que a mi los bizcochos me suelen salir genial, lastima que en mi foto no se pueda apreciar el sabor. Pero hoy en uno de los blog que sigo he leído este articulo y me ha parecido de lo más completo (su dueña es Rosa Ardá) Espero que os guste mucho y sobre todo que os sea útil.

Conseguir unos bizcochos perfectos va a depender de varios factores, pero sobre todo de uno importante: Tu relación con tu horno y los materiales que uses. Cada horno es un mundo, sobre todo ahora que además tienen millones de funciones diferentes que usamos poco o desconocemos para que sirven, pero no os preocupéis, no vamos a poner funciones que nadie tenga, vamos a ir a lo sencillo, al calor arriba y abajo de toda la vida, por lo menos hoy

Bizcochos perfectos:

Preparar los ingredientes: Debemos tener todos los ingredientes a temperatura ambiente y preparados. Sobre todo las mantequillas (no vale calentarlas) que tienen que estar “a punto pomada”, es decir, blandas pero no líquidas. Así ahorraremos tiempo en la cocina porque todo está preparado y no nos llevaremos sustos de última hora con la “no presencia” de algún ingrediente.
Los huevos: Una cosa importante es montar muy bien los huevos ya que son quienes van a dar esponjosidad a nuestros bizcochos. Cuanto más aireados, mejor nos va a quedar el bizcocho. También podemos batir las claras a punto de nieve y por otro lado las yemas añadiendo el azúcar poco a poco. Luego se tendrá que integrar con movimientos envolventes para no bajar lo que hemos montado.
La bandeja de horno: para hornear es mejor usar la rejilla que deberá estar a media altura para que el calor sea el mismo en todo el horno y en el bizcocho y no se caliente en exceso la base. Si no tienes rejilla usa lo que tengas..
El molde: no todos son iguales ni funcionan igual en el horno. Mis preferidos son los desmoldables, los de cristal, los de gres y en algunos casos algunos de silicona que son geniales. Si usas silicona, compra de los buenos ya que algunos al hornear se abomban -pasa mucho en los alargados tipo “plumcake”-. Es importante que sea de tamaño adecuado a lo que vamos a preparar. Si el mode fuese grande y la cantidad de relleno poca, al final nos saldría un bizcocho bajo y recocido y si fuese demasiado pequeño, seguramente nos saldría alto y crudo, así que en esto el tamaño si importa :D.
Forrar el molde: para evitar que se pegue el bizcocho podemos untar el molde con mantequilla, tras ponerle mantequilla podemos echar harina retirando con unos golpecitos el exceso en caso de un bizcocho normal o ponerle azúcar o azúcar glass si vamos a hacerlo de chocolate -para que no se vea la harina blanca que quedaría fea-, o forrar con papel encerado o de horno… tu eliges.
El horno: recuerda precalentarlo siempre, esto es muy importante. Yo siempre horneo los bizcochos a 180ºC, no más. ¿Tu horno tiene termostato???
Bizcochos demasiado altos en el centro: Eso es que tu horno tiene más temperatura de la que debiera. Que salga algo de montañita es normal pero si es muy exagerada no. No todos los hornos tienen un termostato fiable, por eso si ves que siempre se te queman demasiado las cosas que preparas, te aconsejaría que te compraras un termómetro para meter dentro. Como ya hemos hecho un bizcocho con “copete” ahora nos queda arreglarlo. ¿Cómo lo hacemos?: El truco que puedes aplicar esta vez es desmoldarlo al revés -con la montañita para abajo para que se aplaste y que cuando pongas la cobertura el bizcocho quede perfecto. Si aún así no queda bien, puedes cortarle el “copete” con un cuchillo.Si te sale con copete dale la vuelta.

Bizcochos hundidos en el centro: Tu horno tiene menos temperatura de la que debiera, súbela y corrige la receta para la próxima vez.
Sale perfecto hasta que lo saco del horno y se hunde: está claro, tu horno estaba excesivamente caliente y se ha arrebatado. Otra causa puede ser la gran diferencia de temperatura o las corrientes de aire. La próxima vez tendrás que tener más cuidado, no tengo truco para mejorarlo 😦
Se me quema por arriba: es fácil solucionarlo, cubre la parte superior dentro del horno con papel albal. Otra opción es que tengas la bandeja del horno mal colocada, prueba a bajar una altura, con eso a lo mejor lo arreglamos.
Cuándo puedo abrir la puerta del horno: No se te ocurra abrir el horno antes de que pasen 30 minutos o 2/3 partes del tiempo de cocinado si no quieres estropear tu bizcocho.
Cuándo se que el bizcocho está hecho: puedes usar el viejo truco de clavar un palito -yo tengo una brocheta guardada para este fin-. Si sale húmeda, es que le falta cocción y si sale seca es que tu bizcocho está completamente cocido. Si no tienes brocheta, fíjate que los bordes del bizcocho, seguro que ya se separan un poco del molde… esto indica que está hecho.
Cuando sacar el bizcocho del horno: yo lo retiro inmediatamente porque el calor hará que este se vaya secando. Lo paso a una superficie sin desmoldar todavía. Esperaré a que temple y lo desmoldaré cuando ya no me queme.
El bizcocho está seco al sacarlo del horno: el truco es envolverlo en film transparente. El calor hará que se produzca humedad y este lo absorberá. ¿A que no lo sabías?
Desmoldar: es importante no desmoldar inmediatamente. Hay que esperar a que deje de estar caliente -que no queme- y desmoldar sobre una rejilla. Si el bizcocho ha quedado con “copete”, yo lo desmoldo dándole la vuelta para que este se aplaste. Si no quieres que la rejilla quede marcada en el bizcocho, cúbrela con papel de horno o con albal.
Cómo conservarlo: yo suelo ponerlos en un tupper hermético dentro de la nevera o envueltos en film transparente. Los bizcochos también puedes congelarlos metiéndolos ya partidos en tus bolsas de congelación, así tienes las raciones listas. Descongélalos en la nevera la noche anterior… si tienes prisa déjalos fuera o tira de microondas.
Moldes de silicona: ten cuidado cuando vayas a usar estos moldes porque a veces es complicado meterlos dentro del horno por ser blandos y difíciles de transportar. Retira tu rejilla y coloca el molde encima, ya lo puedes llenar con tu mezcla mientras el horno se precalienta, así seguro que no se verterá y será más fácil de manipular.

Si te ha gustado éste artículo, compártelo en tus redes sociales o escríbeme un comentario, gracias por visitar mi blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s