Puding de chía con leche de almendras, chocolate y frambuesas

Que levante la mano quien quiera un desayuno fácil y ligero!
Para los que aún no conocéis la Chía os animo a probarla. Este súper alimento contiene proteína, calcio, boro (mineral que ayuda a fijar el calcio de los huesos), potasio, antioxidantes, hierro, ácidos grasos omega 3, magnesio, manganeso, cobre, niacina, zinc, y vitaminas. En comparación con otros alimentos tiene dos veces más proteína que cualquier semilla, cinco veces más calcio que la leche entera, dos veces la cantidad de potasio existentes en los plátanos, tres veces más antioxidantes que los arándanos, tres veces más hierro que las espinacas, y siete veces más omega 3 que el salmón.

Proporciona energía, aumenta la fuerza y resistencia: por sus altos contenidos de proteínas y la combinación de vitaminas y minerales nos ayudan a ser constantes a nuestras actividades diarias. Regula los niveles de azúcar: retardando el proceso por el cual las enzimas digestivas descomponen los hidratos de carbono y las convierten en azúcar. Después de las comidas —especialmente si comemos alimentos con almidón o dulces—, podemos llegar a sentirnos cansados y sin energía. Al equilibrar el azúcar en la sangre, no sólo reducimos el riesgo de diabetes tipo 2, también garantizamos una energía constante durante todo el día. Si se añade chía a la comida, puede ayudar a evitar las variaciones del azúcar en sangre y regular por tanto la insulina. Ayuda en la pérdida de peso: las semillas y su acción gelificante única mantienen la sensación de saciedad durante horas. Aporta regularidad intestinal: la fibra soluble y el revestimiento de gel de la semilla mantienen el colon hidratado y aseguran el movimiento fácil de los alimentos. Vamos que si después de leer esto no te animas a probarla, allá tú!

La cantidad de esta receta es para 4 vasitos como los de la foto. Disfrútalos en la mejor compañía. Yo los tomo como desayuno, aunque parezcan chiquitines, son muy potentes, te dejan perfectamente satisfecho por horas, son ideales para antes de hacer deporte o una larga caminata, sacian pero sin dejar sensación de pesadez.

No te los tomes de postre, son infinitamente mejor para tu digestión, de desayuno o con el estómago vacío o media hora o una hora después de haber tomado un zumo o fruta. También puedes tomarlos de merienda, pero tras una comida ligera y dejando el tiempo suficiente para su digestión antes de la cena.

Ingredientes:

100 gramos de almendras
500 gramos de agua

75 gramos semillas de chía
50 gramos cacao puro en polvo sin grasa

10 dátiles
Frambuesas

Preparación:

1- Primero hay que preparar la leche de almendras, es muy fácil, pon en el vaso el agua y las almendras 1 minuto velocidad 10.
2- Añade los dátiles , el cacao y las semillas y tritura todo 3 minutos,velocidad 6 y ponlo en los vasitos 0 en el recipiente que más te guste para que puedan reposar.
3- Decora con las frambuesas y déjalos reposar en el frigorífico, si quieres los puedes comer en el momento, pero a mí me gustan más fríos. Se conservarán un máximo de 3 o 4 días en el frigorífico.

Si te apetece probar otra receta de puding sin chocolate pincha aquí.

Si te ha gustado mi post déjame un comentario, compártelo en tus redes sociales, o suscríbete a mi blog. ¡Gracias!

Mithermomixyyo Cocina compartida es una marca registrada. Las recetas contenidas en este blog están bajo licencia Creative Commons. Puedes utilizar estas recetas con la autorización previa del autor y respetando los derechos de creación establecidos previamente.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s